El Ayuntamiento de Barcelona ha suspendido las relaciones institucionales con el consulado general de Rusia en Barcelona tras la invasión militar a Ucrania.

La tercera teniente de alcalde, Laia Bonet, ha hecho pública a través de Twitter una carta dirigida al cónsul general de la Federación Rusa en Barcelona, Aleksandr Pankov, en la que le comunica la decisión del consistorio ante la situación en Ucrania.

En la misiva, Bonet le ha explicado que el pleno municipal del mes de febrero acordó por unanimidad una declaración institucional en la que condenaba el ataque y reclamaba «el fin inmediato de las hostilidades y la retirada inmediata de las tropas rusas del territorio ucraniano».

Por eso, ha comunicado al cónsul que «hasta que no cese la invasión ilegal de Ucrania y vuelva la paz al país», el Ayuntamiento no participará en actos convocados por el consulado.

Tampoco invitará a los representantes diplomáticos de la federación rusa a reuniones y actos convocados por el consistorio.

Asimismo, Bonet ha recalcado que el Ayuntamiento no dejará de prestar la «asistencia técnica necesaria para garantizar el adecuado funcionamiento de los servicios consulares para la comunidad rusa en Barcelona».

Bonet concluye la carta con «la esperanza de que bien pronto» pueda volver a dirigirse al cónsul para retomar las relaciones institucionales, restablecida ya la paz y la democracia en Ucrania, concluye.

El primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha anunciado, mediante Twitter también, el cese de las relaciones institucionales y ha destacado que «Barcelona es una ciudad de paz, tolerante y antibelicista».

«La inadmisible invasión de la Federacion Rusa en territorio ucraniano es incompatible con los valores abiertos de Barcelona», ha subrayado.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: