14 agosto, 2020

Barcelona retira la licencia a 597 pisos turísticos que no se adecuaban a la normativa

Los servicios de inspección municipales han centrado los esfuerzos durante el confinamiento a revisar las viviendas de uso turístico legales y con los permisos vigentes para actuar en caso de detectar cualquier irregularidad
pisos turísticos barcelona
Turistas inundan el Parc Güell en una imagen de archivo. (Angela Llop)
R@MBLA

Continúa el trabajo para mantener dentro de la legalidad toda la actividad de las viviendas de uso turístico (HUT) de Barcelona. En el marco de las actuaciones derivadas del plan de choque para controlar estos alojamientos turísticos, el Gobierno municipal ha abierto una nueva línea de trabajo para revisar la adecuación a la normativa de todos los pisos con licencia vigente.

Con el confinamiento del Estado de Alarma decretado a causa de la Covid-19, los servicios de inspección municipales readaptaron sus tareas. A raíz del teletrabajo y a la ausencia de turistas, la actividad se centró en analizar más a fondo los datos de que se disponía e identificar anuncios que aparentemente eran legales pero que escondían irregularidades, como por ejemplo alquileres de habitaciones que en realidad eran de un piso entero.

También se aprovechó para revisar las viviendas con los permisos vigentes. En concreto, se han verificado 1.126 pisos que presentaron el comunicado de inicio de actividad y la pertinente declaración responsable en dos momentos del mandato 2011-2015, justo antes de que se decretaran dos suspensiones de licencias de HUT. Son la suspensión del 2 de mayo del 2014, que afectaba al ámbito central de la ciudad -menos Ciutat Vella, donde ya no se permitían-; y la suspensión del 24 de octubre de 2014, que afectaba el resto del territorio urbano.

En total, se ha detectado que 300 presentaron las declaraciones responsables manifestando que disponían de cédula de habitabilidad cuando en realidad no tenían. De estos, hay 156 que todavía a día de hoy no dispondrían de cédula. Y 83 se concentran en solo 6 propietarios. Por distritos, la mayoría se sitúan en l’Eixample y Sants-Montjuic:

Ante esta realidad, el consistorio ha abierto los procedimientos disciplinarios para dejar sin efecto estas licencias de vivienda de uso turístico. Una vez se compruebe que están en situación de irregularidad y se demuestre que no tienen cédula y/o que no la tenían cuando presentaron el comunicado de inicio de actividad y la declaración responsable, se darán de baja.

Además, se incoarán los procedimientos sancionadores que correspondan según la legislación vigente. Y el Ayuntamiento solicitará a los propietarios que incorporen los pisos a la bolsa de alquiler asequible para compensar la actividad irregular que han cometido. Si hay sospechas que hayan podido cometer un delito de falsificación documental, los casos se pondrán en conocimiento del Ministerio Fiscal para que tome las medidas penales oportunas.

A esta realidad se suman 297 HUT que el consistorio ya ha dejado sin efecto entre este mandato y el anterior. Responden a casuísticas diferentes, como por ejemplo que el titular del piso no coincidía con el de la licencia, pisos con permisos vigentes que se habían dividido en dos o más emplazamientos o no disponer de cédula de habitabilidad, entre otras, y se han identificado gracias al trabajo de los servicios de inspección municipales en colaboración con los servicios jurídicos del consistorio y los Distritos. En total, pues, hay un total de 597 pisos turísticos que tenían licencia y han cometido irregularidades que ya han sido dados de baja o están en proceso.

Teniendo en cuenta la gran necesidad de vivienda que tiene la ciudad y la tolerancia cero con las prácticas ilegales en el sector turístico, el Ayuntamiento examinará todas las viviendas de uso turístico que tienen licencia a día de hoy. El objetivo es comprobar que se ajustan al cien por cien a la normativa y poner al día el parque de HUT vigentes, que están sometidos a una simple declaración responsable para poder ejercer la actividad.

Balance del plan de choque

Esta medida se suma a las acciones del plan de choque que se inició en 2016 para frenar el descontrol que había en cuanto  pisos turísticos ilegales se refiere. Desde entonces, se han revisado exhaustivamente 140 plataformas web y un total de 20.007 anuncios de pisos turísticos para ver si operaban correctamente. El Ayuntamiento comunica a las plataformas los anuncios ilegales que detecta porque los descuelguen enseguida. Esto ha hecho posible pasar de unos 6.000 pisos sin licencia que operaban en la ciudad a solo unos 300 anuncios ilegales que se van descolgando cada mes.

Se han abierto un total de 16.416 expedientes disciplinarios, que han derivado en 6.696 órdenes de cese y 8.509 sanciones. Además, 1.982 pisos que hacían de alojamiento turístico ilegal han pasado a tener uso de vivienda, ya sea en el mercado de alquiler o como residencia principal del propietario. En cuanto a los legales, se han tramitado 870 sanciones a pisos con licencia que producían molestias a la ciudadanía.

Puede que te hayas perdido

Real Time Web Analytics