3 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

Barcelona dice «basta» a las agresiones homófobas y exige «tolerancia cero»

En este 2021 se han contabilizado más de 130 agresiones LGTBI-fóbicas
Un momento de la concentración. (@OCL_H)

Más de 3.000 personas se concentraron ayer en Barcelona para pedir «tolerancia cero» contra la violencia LGBTI-fóbica. La protesta estuvo impulsada por la Plataforma de Entidades LGTBI de Cataluña y Pride Barcelona para hacer un «frente común» por primera vez en 44 años, cuando salieron a la calle contra la Ley de Peligrosidad Social.

En un manifiesto, pidieron un «clamor unitario contra el odio». Los organizadores alertaron con «consternación» de un «aumento de la violencia LGTBI-fóbica en Barcelona, Cataluña y el estado español» y afirmaron que el asesinato de Samuel ha sido «la gota que ha hecho derramar el vaso». En plena concentración, centenares de personas convocadas por el movimiento Furiatrans rompieron la cabecera de la marcha y se añadieron a la protesta. Los organizadores destacaron que cuentan con el apoyo de entidades LGBTIQ+, de organizaciones feministas y estudiantiles, sindicados, asociaciones y administraciones públicas.

Katy Pallàs, vicepresidenta de la Plataforma de Entidades LGTBI de Cataluña, explicó que con esta concentración quieren hacer un llamamiento al conjunto de la sociedad civil para que los «apoye en respuesta a los discursos de odio de la extrema derecha, que están causando estas agresiones». Pallàs recordó que han contabilizado hasta ahora en 2021 más de 130 agresiones LGTBI-fóbicas. Para la representante de la plataforma, las agresiones van en aumento, pero también hay más dispositivos para denunciarlas y contabilizarlas.

Ferran Poca, presidente del comité organizador del Pride Barcelona, destacó que con esta concentración dicen «basta» a los ataques LGTBI-fóbicos: «Cada vez que recuerdo el asesinato de Samuel se me pone la piel de gallina. Han matado una persona por el hecho de ser diferente y ser cómo es. No podemos ir con miedo por la calle o con miedo de dar un beso a quién queremos», expresó.

La concentración tuvo lugar en el paseo de Gracia de Barcelona, entre Gran Vía y la calle de Aragón. Se organizaron tres tramos, con un aforo de 1.000 personas cada uno, y que se llenaron. Decenas de personas más se tuvieron que quedar en los laterales.

Cuando la protesta ya se había puesto en marcha, centenares de personas convocadas por FuriaTrans en los Jardinets de Gracia llegaron a la concentración y rompieron la cabecera para visibilizar los movimientos trans y la diversidad dentro del colectivo LGTBI. En un primer momento, algunos agentes antidisturbios de los Mossos d’Esquadra se desplegaron, pero no realizaron ninguna intervención.

A pesar de que la concentración se había planteado como una protesta estática para mantener las medidas de la covid-19, los centenares de personas concentradas marcharon hasta la plaza de Cataluña, con la intención de llegar hasta el Paseo de Colón.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o verificado por el equipo de redacción de Revista Rambla.