El Ayuntamiento de Barcelona ha denunciado ante la fiscalía de Delitos de Odio la exhibición de simbología y cánticos franquistas, nazis y racistas durante algunas movilizaciones del 12 de octubre en la capital catalana. El concejal de Drets i Ciutadania, Marc Serra, ha dicho en un tuit que esta fecha no puede ser excusa para sacar esvásticas, banderas y levantar brazos: «La apología del franquismo y el nazismo es incompatible con la democracia».

En el 2021 el consistorio ya denunció hechos similares, pero el juzgado lo archivó. Una denuncia de los Mossos en el mismo sentido continúa en los juzgados y uno de los autores hace frente a tres años de cárcel por cantar «muerte a los judíos» y otras proclamas de extrema derecha.

En la denuncia se explica que por la mañana del 12 de octubre la entidad de extrema derecha Somatemps convocó una concentración frente a la estatua de Cristóbal Colón, donde había diputados de Vox. «La mayoría de personas asistentes llevaban banderas con símbolos fascistas y de Falange Española, así como tatuajes y camisetas con esvásticas o cruces celta, y hacían saludos franquistas», relata el escrito.

Además, también aseguran que en el acto un cura dio un discurso con mensajes discriminatorios y que promueven la violencia. Y también aseguró que los actuales gobernantes torturan con la ideología de género, para pervertir y arrancar la inocencia de sus hijos, destruyendo su propia naturaleza masculina y femenina, para cambiarles de sexo impunemente y legalizar la pedofilia.

El escrito también hace referencia a la manifestación en Montjuic de Democracia Nacional y Frente Nacional Identitario. Entre los manifestantes se profirieron gritos españolistas, racistas, franquistas, anticomunistas y anti-independentistas. También había camisetas con la cara de Francisco Franco o cruces celtas, tatuajes de esvásticas o saludos nazis, además de banderas franquistas.

Por todo ello, el ayuntamiento aporta imágenes publicadas por dos periodistas, pide a la fiscalía que investigue los hechos y que los Mossos identifiquen a las personas que podrían haber cometido delitos de odio. Asimismo, apunta contra las entidades y partidos organizadores de los actos para que se les pueda aplicar la ley de partidos.

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.