29 septiembre, 2020

Barcelona contra la infame respuesta de Grecia y la UE a la crisis humanitaria de los refugiados sirios

Cerca de medio millar de personas se concentraron ayer ante las puertas de la delegación de la Comisión Europea en Barcelona para protestar contra la postura adoptada por la UE ante la crisis migratoria de refugiados sirios en la frontera turco-griega.

refugiados sirios barcelona
La protesta se desarrolló ante la sede de la Comisión Europea en Barcelona. (@Chichiflesky)

Bajo el lema ‘Los derechos humanos no se pisan’, centenares de personas se manifestaron contra el trato inhumano que reciben los migrantes. La concentración fue convocada por la plataforma Stop Mare Mortum y fue secundada por otras entidades sociales.

Los organizadores de la protesta leyeron un comunicado en el que se denunciaba la suspensión del Tratado de Ginebra, la vulneración de los derechos humanos y la lamentable situación de mujeres y niños. Los manifestantes realizaron también una cacerolada para protestar contra la política migratoria de la Unión Europea.

Después de la concentración, centenares de personas se quedaron protestando en el Paseo de Gracia y cortaron la circulación. Exigieron también vías legales y seguras para los migrantes y que se respeten los derechos humanos.

Muere un migrante por disparos desde Grecia al intentar entrar desde Turquía

La protesta de Barcelona se celebró después que un refiugiado muriese hoy tras ser alcanzado por las balas de la policía griega, que no ha dudado en abrir fuego ante la avalancha de personas que tratan de cruzar la frontera desde Turquía.

El fallecido recibió un impacto en el pecho cuando los militares griegos que custodian la frontera dispararon botes de gas lacrimógeno, balas de plástico y munición real, causando heridas a otras cinco personas.

Todo esto ha ocurrido en una mañana en la que la Policía de Grecia ha vuelto a atacar a los migrantes y refugiados que tratan de entrar al país desde la frontera con Turquía, según informan los medios griegos.

Crisi humanitaria

El Ministerio de Interior de Turquía ha asegurado que un total de 135.844 migrantes han abandonado el país hacia Grecia desde que, el pasado viernes, el Gobierno turco anunciara que ya no podía ni intentaría evitar que cruzaran hacia la Unión Europea. Es una cifra contrasta con los datos griegos; el Gobierno de Grecia aseguraba este martes que unas 24.000 personas habían tratado, sin éxito, de entrar ilegalmente en el país.

Hasta el momento, un total de 183 personas han sido detenidas en los últimos días tratando de entrar en Grecia, y un número no precisado han sido condenadas a cuatro años de cárcel y una multa de 10.000 euros. Además, Grecia ha suspendido la tramitación de peticiones de asilo, argumentando que, al tratarse de llegadas masivas y no de entradas individuales, no supone una violación de los tratados internacionales.

Turquía anunció el viernes, 28 de febrero, que dejaba el paso franco a los migrantes, después de que una treintena de sus soldados murieran en un bombardeo de las fuerzas sirias en Idlib, el último bastión donde milicias islamistas, apoyadas por Ankara, resisten al régimen de Bachar al Asad, respaldado por Rusia. De esa forma, Ankara espera presionar a la UE para que aporte más dinero para atender a los cientos de miles de refugiados sirios que viven en Turquía, en algunos casos desde hace años, y para que apoye su campaña militar en Siria.

Real Time Web Analytics