Las terrazas de cinco plazas del barrio de Gràcia de Barcelona y de una plaza de Sants tendrán que cerrar una hora antes durante los meses de verano, tal y como sucederá en la calle Enric Granados. Se trata de las plazas del Sol, Vila de Gràcia, Virreina, Revolució y Diamant, en Gràcia, y la de los Jardins del Mediterràni, en el barrio de Sants. A cambio, según el Ayuntamiento de Barcelona, ​​en algunas plazas se podrá poner más mesas.

En concreto, se podrán ampliar las terrazas que hay en las plazas del Sol, Vila de Gràcia y Diamant, que podrán añadir dos mesas desde las 20.00 hasta que cierren los días en que se reduzca el horario. En Revolució, los establecimientos podrán sumar una sola mesa durante todo el horario.

Con la propuesta, el consistorio asegura que quiere combatir los problemas de ruido que se han constatado en varios puntos de la ciudad y que han llevado a clasificar algunos espacios con el nombre de “zona acústicamente tensionada en horario nocturno”.

Si se acaba aprobando, se empezaría a aplicar en septiembre y no afectaría ni a las fiestas de Gràcia ni a las de Sants. Una vez en marcha, la reducción de horario de las terrazas se realizaría de abril a octubre. El Gremio de Restauración de Barcelona ya criticó estas medidas cuando se anunció la semana pasada en otros puntos de la ciudad, como en la calle Enric Granados.

Por otra parte, el consistorio dice que se eliminará la terraza que se instaló en la plaza del Raspall como medida extraordinaria durante la COVID. Afirman que la causa son las molestias y el ruido. El plan también propone otras medidas en estas plazas y en otras como la de Joanic, como poner tapones de plástico en mesas y sillas, para evitar el ruido del arrastre, y cadenas plastificadas. También se quiere reclamar a los establecimientos que tiren el vidrio a los contenedores durante el día y no por la noche. Además, se limitará el número de conciertos y eventos nocturnos.

Paralelamente, el consistorio mantendrá las campañas de inspección específicas de control de aforo en bares y restaurantes y las de la Guardia Urbana por incivismo y ruido. El operativo policial trabaja en coordinación con los equipos de limpieza y de resolución de conflictos, que incluye dos gestores de espacio público por la noche y la madrugada, y este dispositivo conjunto opera de las 18 a las 6 de la madrugada entre junio y octubre, y de las 20 a las 4 entre noviembre y mayo.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: