2 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

Barcelona Activa prescindirá de 158 trabajadores del área de Ocupación

Según los abogados del Col·lectiu Ronda, se trata de una medida que "probablemente constituye un despido colectivo encubierto y podría llegar a considerarse una actitud de represalia frente a las acciones legales de los trabajadores"

La dirección de Barcelona Activa ha comunicado a las personas que trabajan en los diferentes programas de fomento de la ocupación que desarrolla la agencia pública del Ayuntamiento de Barcelona que este año reducirá el número y la dimensión de los proyectos impulsados por el Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC) ante «la imposibilidad de contratar a las personas que tendrían que trabajar en los programas que se nos adjudicarán». Una situación que los responsables de Barcelona Activa atribuyen al hecho de, supuestamente, no poder realizar contrataciones «ni a través de contratos de obra y servicio, debido a sentencias recientes, ni a través de contratación indefinida, tal como establece la Ley de Presupuestos Generales del Estado vigente».

La medida, ante la que el Sindicato de Profesionales de la Ocupación en Cataluña (SPOC) ya se estudian las posibles acciones legales a emprender y la convocatoria de movilizaciones, supone la extinción del puesto de trabajo de las 158 personas actualmente ocupadas mediante contratos de obra y servicio en el desarrollo de las Políticas Activas subvencionadas por el SOC.

Barcelona Activa tendrá que ajustar «los importes de las convocatorias a las que optamos a nuestras capacidades de ejecución, sin recurrir a nuevas contrataciones» con la consecuencia que «nuestra oferta de ocupación disminuirá de manera apreciable durante los próximos meses». Así lo ha comunicado la dirección de la agencia pública de fomento económico y de la ocupación a su plantilla mediante el envío de un correo electrónico el pasado día 29 de junio.

La supuesta imposibilidad de realizar las contrataciones del personal necesario para ejecutar los programas financiados por el SOC deriva, según se menciona en el comunicado, de las «sentencias recientes» que han considerado fraudulenta la utilización que la entidad hace de los contratos de obra y servicio y de las restricciones presupuestarias que dificultan la contratación al sector público.

«Resulta increíble -denuncian desde el sindicato SPOC- que la respuesta de la agencia pública responsable de fomentar la ocupación y el desarrollo económico de la ciudad de Barcelona a unas sentencias que constatan que se hace un uso abusivo de las figuras legales de temporalidad sea, simplemente, renunciar a mantener una de sus principales funciones».

La organización sindical, que cuenta con el asesoramiento legal de Colectivo Ronda, considera «inverosímil y lamentable» que la oferta de ocupación de Barcelona Activa «se empobrezca y se reduzca de forma drástica en un momento de contracción económica profunda, cuando las políticas de ocupación resultan vitales para mucha gente expulsada del mundo laboral».

Así mismo, critican con dureza que la cúpula directiva de Barcelona Activa pretenda justificar «un volumen importante de verdaderos despidos» en el hecho que numerosos profesionales del sector empleados por la agencia hayan acudido a los juzgados para ver reconocida la ilegalidad de sus contratos temporales.

Temporalidad estructural

Natxo Parra, abogado laboralista de Colectivo Ronda que asesora los miembros de SPOC, comparte las críticas de la organización sindical y recuerda que ya desde el año 2000 han sido recurrentes las sentencias judiciales que han condenado a Barcelona Activa por hacer un uso abusivo y fraudulento de la temporalidad. «Muchos de los programas de ocupación desarrollados por Barcelona Activa son financiados por el SOC. Se crea la convocatoria con una determinada dotación económica para ser ejecutada durante un determinado periodo de tiempo, a menudo un año. Y lo que hace Barcelona Activa es realizar contrataciones en la modalidad de obra y servicio para las personas que ejecutarán estos programas, asegurándose que no se dan los supuestos de continuidad ni encadenamiento de contratos temporales que harían que, automáticamente, estas contrataciones se consideraran celebradas por tiempo indefinido. Pero la consecuencia de esto es que una actividad recurrente, habitual y absolutamente estructural como es el caso de programas de ocupación realizados por un organismo que tiene entre sus principales funciones favorecer, precisamente, la ocupación, acaba siendo ejecutada por unas personas abocadas a una temporalidad perpetua y esto no tiene amparo legal».

Las portavoces de SPOC recuerdan que, según una encuesta realizada por el propio sindicato, más del 75% de los profesionales del sector de la ocupación en Cataluña en activo trabajan con contratos temporales, la mayoría de obra y servicio como los celebrados por los técnicos de Barcelona Activa.

En este sentido, consideran «intolerable» que la agencia pública «pretenda hacernos responsables de su decisión de dejar sin trabajo a 158 personas por el hecho de haber reclamado judicialmente nuestros derechos. Si las sentencias dictadas consideran que nuestros contratos de obra y servicio son fraudulentos y que las relaciones laborales tendrían que estar constituidas por tiempo indefinido pues la actividad es estructural y permanente, por algo será. Lo que está claro es que la solución a esta coyuntura no pasa por perjudicar al conjunto de la ciudadanía con la reducción del número de trabajadores que desarrollan las Políticas Activas de Ocupación, sino estabilizar la plantilla y cumplir la ley».

El abogado señala que ante este anuncio, se está estudiando con detenimiento el escenario planteado y todas las vías legales de oposición en una medida que «probablemente constituye un despido colectivo encubierto y podría llegar a considerarse una actitud de represalia frente a las acciones legales de los trabajadores y trabajadoras de Barcelona Activa».

| Web | + posts

Este artículo ha sido redactado y/o verificado por el equipo de redacción de Revista Rambla.