Los activistas de la campaña Banca Armada, David Montesinos y Rafael González intervinieron la semana pasada en la Junta de Accionistas de CaixaBank, celebrada en Valencia.

En sus intervenciones destacaron que durante el período 2019-2021 la entidad bancaria destinó más de 62 millones de euros a empresas relacionadas con la militarización de fronteras. Con esta participación se da por finalizada la actividad de incidencia empresarial de la Campaña Banca Armada en las Juntas de Accionistas de este año 2022.

Junta de Accionistas de CaixaBank

En su intervención, el activista David Montesinos recalcó que CaixaBank sigue financiando a la empresa española Indra. Cabe tener en cuenta que esta empresa desarrolla tecnologías aplicadas en los ámbitos náutico y aéreo militar, entre los cuales se encuentran simuladores para el funcionamiento y desarrollo de diferentes sistemas de armamento, o radares integrados en submarinos.

Indra también ofrece servicios de logística, ciberseguridad y entrenamiento para tropas. «En el período 2019-2021, CaixaBank ha invertido más de 4 millones y medio de euros en la compra de bonos de esta empresa. Indra dedica alrededor del 27% de su producción a desarrollar electrónica militar, simuladores de vuelo y sistemas de tiro y de defensa electrónica que, entre otras cosas, se utilizan para la militarización de fronteras», destacó Montesinos.

Por su parte, Rafael González intervino para denunciar las inversiones realizadas en el Grupo Eulen y Accenture. Concretamente, Caixabank ha facilitado más de 43 millones de euros en créditos al Grupo Eulen durante los años 2020-21 y dispuso, en enero de 2022, de casi 15 millones de euros en acciones de Accenture.

González finalizó su intervención exigiendo al banco «que dejen de invertir en empresas que fabrican armamento y que se lucran de la Europa Fortaleza, y que son causantes de graves violaciones de los Derechos Humanos en nuestro territorio y alrededor del mundo».

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: