Opinión

Oh, Satán

 

  Hace muchos años, cuando la adolescencia despierta esas primeras inquietudes vitales que si no les pones remedio te amargan el resto de la vida, un amigo y yo decidimos alegremente firmar un pacto con […]