Los sindicatos de la enseñanza en Catalunya han trasladado hoy parte de sus protestas hasta la sede nacional de ERC, en la calle de Calabria de Barcelona.

Decenas de profesores en huelga han montado un escrache en el interior de la sede y han exigido la dimisión del consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray. Hoy era el quinto y último día de huelga contra el departamento, a pesar de que los sindicatos no descartan más movilizaciones.

En imágenes publicadas en las redes sociales, se puede ver como los manifestantes han tirado pintura a la fachada de la sede de ERC y han hecho unas cuántas pintadas contra el consejero, como por ejemplo «Cambray fot el camp» o «Aragonès còmplice». Los manifestantes también han enganchado pegatinas con proclamas a favor de la huelga.

Con el despliegue de los Mossos d’Esquadra, que han acordonado los accesos a la sede, los manifestantes han abandonado la ocupación del edificio y han trasladado la protesta en la calle de Calabria. Ayer Gonzàlez-Cambray ya blindó la sede del departamento con efectivos de la BRIMO.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: