La organización juvenil de la Izquierda Independentista Arran, vinculada a la CUP, ha protestado este lunes por la mañana y ha pegado carteles en la sede del PP catalán en Barcelona ante el juicio que este martes afrontan seis militantes de Arran por el intento de ocupación de la sede de los ‘populares’ en 2017. La Fiscalía ha propuesto una multa 36.000 euros para ellos.

«5 años más tarde volvemos a ocupar la sede convencidas de que la organización es la clave de la victoria y que la represión no nos detiene», ha afirmado la portavoz de Arran, Marina Gispert, en un tuit, en referencia a que en marzo de 2017 Arran ocupó la sede del PP para reivindicar el referéndum del 1-O y meses más tarde varios militantes fueron detenidos por esa acción.

«El 27 de marzo de 2017 nos plantamos ante la sede de Barcelona del PP para reivindicar el derecho a la autodeterminación del pueblo catalán. Por aquella acción, el PP inició una persecución judicial que pedía seis años de cárcel a seis militantes. Tras retirar la acusación, la Fiscalía solicita un total de 36.000 euros de multa, con riesgo de entrar en prisión si no se puede hacer frente al pago», dicen los carteles de la organización juvenil.

También sentencian: «Se trata de un juicio político que busca criminalizar a la juventud independentista. Pero la represión no se frenará; seguiremos luchando por unos Países Catalanes libres, socialistas y feministas».

Fuentes del PP han explicado que «no han llegado a entrar» dentro la sede, sino que han empapelado los cristales y se han quedado ante la puerta dando un discurso y minutos más tarde se han ido.

«Unos tiernos jovenzuelos de Arran han acudido a empapelar nuestra sede. Están enfadados porque Fiscalía pide para ellos una multa de 36.000 euros por vandalismo en 2017. Lo de la multa les ha despertado de su sueño infantil. Ahora igual maduran y todo…», ha publicado en Twitter el líder de los populares catalanes, Alejandro Fernández.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: