16 junio, 2021

Aragonés quiere ser el presidente que culmine la independencia de Catalunya

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, se ha comprometido en su discurso en el Pleno de investidura del Parlament a “impulsar una nueva Generalitat republicana que culmine la independencia de Cataluña”
Pere Aragonés dirigiéndose a la sesión de investidura de hoy. (ERC)

Aragonés ha arrancado prometiendo abrir «una nueva etapa» y ha planteado como reto de su mandato «hacer posible culminar la independencia de Cataluña, hacer inevitable la amnistía y el ejercicio del derecho a la autodeterminación». Asegura que quiere gobernar «para el país entero» e impulsar una Generalitat «inconformista», «renovadora», «imaginativa» y «creativa», que haga «más fácil, amable y feliz la vida de todos y cada uno» de los ciudadanos de Cataluña.

Un referéndum como el de Escocia

El candidato de ERC ha pedido un referéndum de autodeterminación en Cataluña para que la ciudadanía pueda decidir si quiere o no continuar formando parte de España, tal como se hizo en Escocia en 2014. «Es mi obsesión» ha añadido.

«Quiero hacer como Escocia y me gustaría que el Estado español supiera hacer como el Reino Unido en 2014. En este sentido ha insistido que sería un referéndum en el cual cada parte podría defender su posición: «Que dejen de tener miedo a las urnas y expliquen por qué tenemos que optar por quedarnos en el Estado español” ha advertido, y ha reclamado que “nos expliquen qué propuesta tienen para nuestro país. Que se atrevan a ganar un referéndum, pero que también acepten perderlo».

Un gobierno fuerte, cohesionado y con las energías renovadas

El vicepresidente de la Generalitat ha reconocido que el acuerdo con Junts no ha estado fácil, pero que es un buen acuerdo: «Nos asegura un gobierno fuerte, cohesionado y con todas las energías renovadas». «Hemos invertido mucho tiempo en un contexto en el cual la crisis exigía un acuerdo rápido. Por eso quiero agradecer la paciencia de una ciudadanía agotada, con la cual tenemos el deber de recuperar la confianza», ha añadido durante el debate en el Parlamento.

Aragonés ha recordado que «por primera vez en este siglo, Cataluña tendrá un presidente independentista y a la vez de izquierdas» y se ha comprometido a trabajar buscando la manera de superar las diferencias y construir consensos.

Pide el apoyo de los comunes

Aragonés se ha comprometido a gobernar siempre con la mano tendida con quienes se tendrán que entender y con quienes comparte ideas y voluntad transformadora, ha dicho. «Por eso, más allá de la complicidad de Juntos y la CUP, pido el apoyo de todos con quienes compartimos la misma idea de progreso y compromiso con la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados y el derecho a la autodeterminación», ha pedido en referencia implícita a los comunes.