Manifestación celebrada el pasado sábado con 35.000 asistentes.

El gobierno catalán va a aprobar nuevas restricciones, como el cierre del ocio nocturno y la reducción del aforo a la mitad para la restauración y del 70% para la cultura, el comercio y los gimnasios. Todo ello, además del toque de queda nocturno, de 1 a 6 de la mañana y de la limitación de reuniones a un máximo de diez personas.

Los sectores de la restauración y el ocio nocturno están indignados con el Govern no solo porque no ha contado con ellos para aplicar estas restricciones sino porque, además, mientras a ellos les cierran y limitan la actividad, los políticos catalanes (incluidos el presidente de la Generalitat y seis consellers) celebraban una manifestación multitudinaria a favor de la inmersión lingüística, un concierto  de Lluis Llach y un congreso del PSC.

Así, el sábado se celebró la manifestación a favor de la inmersión lingüística, que reunió a 35.000 personas, sin que se guardaran las distancias de seguridad, con presencia de todos los partidos separatistas y del propio gobierno de la Generalitat. El mismo sábado se celebró en Barcelona el concierto de Luis Llach que contó con la asistencia de unas 15.000 personas; concierto que el cantante decidió organizar para impulsar la iniciativa del ‘Debate Constituyente’ en Cataluña. También este fin de semana se  celebró en Barcelona el congreso del PSC, al que acudió en Falcon Pedro Sanchez.

Extender e imponer las restricciones

Por su parte, Pere Aragonès, pedirá al Gobierno en la Conferencia de Presidentes autonómicos extender e imponer al resto de España las restricciones que ha aprobado para Cataluña. «Trasladaré a la Conferencia de Presidentes que las medidas deben extenderse a otros territorios del Estado, no nos podemos conformar solo con imponer mascarillas en la calle; es necesario que más territorios adopten medidas, que no son fáciles ni populares, pero necesarias», ha afirmado Aragonès. Aragonès ha considerado que Cataluña «no va tarde, como mínimo en términos comparativos», porque es «la primera del Estado» al aplicar restricciones ante ómicron.

12.000 contagios nuevos

La sexta ola de coronavirus sigue avanzando en Catalunya, donde ya hay 340 ucis por covid (30 más). Según los datos de incidencia actualizados este martes por el departamento de Salut, los datos epidémicos han vuelto a empeorar en Catalunya, donde, como en el resto de Europa avanza cada día la variante ómicron, lo que ha llevado a reforzar la vacunación desde los 40 años. La cifra de nuevos positivos es mayor que la de días anteriores (11.433), probablemente porque recoja datos del fin de semana. Por eso también se ha notificado una elevada cifra de muertes: 68. Siguiendo con la actualización de la pandemia, el riesgo de rebrote (EPG), que mide el potencial de crecimiento de la epidemia, sube de 1.179 a 1.250.

El número de ingresados en las ucis pasa de 310 a 340, lo que empieza a superar la situación que se vivía en los hospitales el año pasado por estas mismas fechas, cuando el 25 de diciembre estas unidades se llenaron con 333 enfermos de covid. En cuanto a los ingresados en total en los hospitales catalanes ya son 1.313, un total de 33 más que los notificados este sábado. También suben otros indicadores, como la velocidad de propagación del virus, y la incidencia a 7 y 14 días, situadas, respectivamente, en 483 (de 456) y 771 (de 712).

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: