La Fiscalía sostiene que la aparición de nuevos indicios permiten volver a investigar a la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal por el presunto espionaje al extesorero Luis Bárcenas, el conocido como caso Kitchen, en el que por el momento no interesa la declaración del expresidente Mariano Rajoy.

Fuentes fiscales han informado a Efe de que el departamento que dirige el fiscal Alejandro Luzón ha remitido un escrito al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional en el que apuesta por volver a imputar a Cospedal a raíz de la aparición de nuevas grabaciones hechas públicas en mayo y que registran conversaciones de 2013 entre el excomisario José Manuel Villarejo y la ex secretaria general del PP.

Anticorrupción aboga por investigar a Cospedal en una pieza separada dado que el juez ya dictó el auto de pase a procedimiento abreviado (el equivalente al procesamiento) en el que excluyó a quien fue número dos de Rajoy en el PP, una decisión avalada por la Sala.

La aparición de estos nuevos audios que no constaban en el procedimiento -uno de ellos hablando de «lo de la libretita (de Bárcenas) mejor sería poderlo parar»- constituyen para la Fiscalía indicios suficientes para volver a otorgar la condición de imputada a Cospedal.

Lo que sí descartan, según las fuentes consultadas por Efe, es que por el momento sea necesario escuchar el testimonio del expresidente del Partido Popular y del Gobierno Mariano Rajoy.

El escrito de Anticorrupción se pronuncia acerca de la petición que realizó el PSOE, acusación popular en esta causa, que interesó reabrir el procedimiento para investigar a Cospedal por la presunta trama parapolicial que se habría orquestado desde el Ministerio del Interior en 2013 para espiar a Bárcenas y hacerse con documentos que él guardaba y que comprometerían al PP y a sus dirigentes.

Unos hechos por los que el juez propuso juzgar al exminsitro del Interior Jorge Fernández Díaz; a su exnúmero dos Francisco Martínez; al exnúmero dos de la Policía Eugenio Pino y otros altos cargos policiales, además del propio Villarejo y quien fuese chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, pieza clave en la trama al haber actuado supuestamente como confidente.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: