30 noviembre, 2021

Amnistía para hacernos libres

Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Josep Rull, Joaquim Forn, Dolors Bassa, Raül Romeva y Jordi Turull. Todos los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo por su papel en el referéndum del 1-O se han reunido este lunes en Barcelona para participar en un acto político organizado por la entidad soberanista Òmnium Cultural (que preside precisamente Cuixart).

El evento -celebrado en el jardín del Palau Robert de Barcelona– tenía como título «Amnistía para hacernos libres» y ha tenido lugar al inicio de la segunda semana de campaña para las elecciones catalanas del 14 de febrero. A lo largo de breves intervenciones, los presos del 1-O, ahora en grado de «semilibertad», han expresado la necesidad de una victoria independentista en las urnas de febrero.

Los nueve han hablado ante una notable atención mediática y con la presencia improvisada de algunos ciudadanos, que han seguido el acto desde la calle sacando la cabeza entre las rejas que rodean los jardines del Palau Robert, un palacete situado entre la Avenida Diagonal y el Paseo de Gracia de Barcelona. En el jardín también estaban las esposas y los hijos de algunos de los condenados por el Supremo.

En sus parlamentos, Junqueras, los «Jordis» y los exconsejeros de Puigdemont han denunciado la «crisis democrática» que, a su parecer, vive España. También han cargado contra la Justicia por «imponer» las elecciones del 14-F sin tener en cuenta criterios sanitarios. «En medio de un pico de la pandemia han impuesto la fecha de las elecciones catalanas, obligando a la ciudadanía entre el derecho a preservar la vida y la participación política», ha afirmado la exconsejera Dolors Bassa. En la misma línea se ha expresado también el exconsejero Josep Rull.

«Los catalanes darán un mensaje muy claro. Amnistía y regreso de los exiliados», ha advertido Cuixart, presidente de Òmnium. «A lo largo de diez años hemos llenado las calles en manifestaciones, hemos ganado una mayoría política en el Parlament y el 1-O protegimos las urnas con nuestros cuerpos», ha aseverado a su vez Carme Forcadell, expresidenta del Parlament y exlíder de la ANC.

Con todo, el tono más político, con una dimensión más electoral, lo han puesto Oriol Junqueras, presidente de ERC, y Jordi Sànchez, líder de Junts. El primero ha apostado por conformar un gobierno independentista «inclusivo» -guiño a los comunes- para completar la «liberación nacional» de Cataluña. Por su parte, Sànchez se ha referido a la «represión» del Estado y a la necesidad de unión entre independentistas, uno de los mantras electorales del partido de Puigdemont. Una vez acabados los parlamentos, los presos han unido sus voces para gritar «Visca Catalunya Lliure», se han hecho una foto y se han ido.

Puede que te hayas perdido