Un hombre ha amenazado con tirarse al vacío desde la azotea de un edificio de la calle del Príncipe de Viana, en el barrio del Raval, este jueves por la mañana porque lo querían desahuciar.

Los hechos han ocurrido a las nueve de la mañana, cuando ha llegado la comitiva judicial al piso donde vive con su mujer y un niño de cinco años, y el hombre se ha encerrado en la azotea porque ha asegurado que no habían recibido ninguna orden para desalojarlos.

Finalmente, sin embargo, con la decisión de subir a la azotea ha conseguido que el desahucio se haya aplazado hasta este domingo. La familia aseguraba que no se marchará de este piso, que ocuparon, porque no tienen a dónde ir.

Alrededor del edificio se había desplegado un gran dispositivo de Bomberos de Barcelona, Guardia Urbana y ambulancias. Incluso se había instalado un colchón inflable vertical junto a la fachada en la acera de la calle de la Riera Alta, al otro lado del edificio, por si el hombre se acababa tirando. También estaban los Mossos d’Esquadra, a quienes la comitiva judicial había requerido la presencia para poder hacer efectivo el desahucio.

La zona se acordonó y cortó al tráfico mientras no se resolvía la situación. No han podido pasar ni los vecinos a pie. Precisamente, el Sindicato de Vivienda del Raval denunciaba la situación en Twitter y criticaba que los Mossos no les dejaran acercarse al edificio.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: