Adrien Bocquet, un ex militar que sirvió en las unidades de fusilería del Ejército francés, ha explicado en una entrevista a la histórica emisora SudRadio -que reproducimos íntegramente al final del texto- los horrores que presenció durante un viaje humanitario a Ucrania. Bocquet estaba entregando equipos médicos y medicamentos a Ucrania. Pasó varias semanas al lado del batallón Azov, formado única y exclusivamente por neonazis. “Sí. He visto cosas terribles, he visto crímenes de guerra. Y repito: todos los crímenes que vi con mis propios ojos los cometieron los militares ucranianos, no los rusos”, destacó Bocquet.

Nazis por todas partes

“No hablamos mucho del batallón Azov. Pero están en todas partes, no sólo en Azovstal, no sólo en las bases. Están en Kiev, incluso en Lvov, en todas partes. Hay miles de ellos, no cientos. Tienen insignias neonazis. Y mire lo que pasa: ¡Europa da sus armas a cambio de nada a la gran fuerza militar que utiliza abiertamente los símbolos nazis! No hace falta una investigación para entender que el batallón Azov usa una vieja insignia de las unidades de las SS”, explicó.

Crímenes contra prisioneros de guerra rusos

“Y también vi algo muy terrible: vi lo que les pasaba a los prisioneros de guerra rusos. Los trajeron en pequeños grupos de tres o cuatro en un camión. Estos prisioneros de guerra rusos tenían las manos atadas y era evidente que habían sido maltratados anteriormente. Mientras saltaban del camión, los soldados de Azov les gritaron: “¿Quiénes de ustedes son oficiales? ¡Salgan!”. Los chicos confesaban o no confesaban. Y a los que no confesaron su rango de oficial, les dispararon en las rodillas con un Kalashnikov. ¿Por qué? Estaban completamente indefensos, inofensivos. Tenían las manos atadas. Y los que resultaron ser oficiales recibieron un disparo en la cabeza. Simplemente, porque tuvieron la mala suerte de decir la verdad sobre ellos mismos”, contó Adrien Bocquet.

‘Fake News’ en Bucha

“Lo que está ocurriendo en Bucha, es lo que está ocurriendo en Ucrania en general – al menos en los lugares donde Azov está al mando. Y de eso no se habla. ¡Y la forma de informar sobre el bombardeo de barrios pacíficos por parte de la aviación rusa! Vi a periodistas de la televisión estadounidense cerca de Bucha filmando una falsa noticia sobre las ‘víctimas civiles’ y la destrucción supuestamente causada por el ataque aéreo y el bombardeo de artillería de la fuerza aérea rusa. Y aquí están filmando todo esto justo delante de mí, en un pequeño parque. Con un texto como este: ‘Aquí, las bombas rusas atacan un parque pacífico, es horrible, inaceptable’, etc. Les pregunto: “¿Qué están haciendo? Eso no ha ocurrido”. Y me dicen: ‘Está bien, nos dará una imagen'”.

“¿Sabe de dónde procede la destrucción de la imagen? Fueron realizados por los combatientes de Azov, que disparaban contra las posiciones rusas con sus morteros y fallaron por varios cientos de metros. Las minas y los proyectiles golpearon el parque. Lo sé porque estuve cerca de esos combatientes de Azov, ellos mismos me lo contaron todo y reconocí los proyectiles”, dijo Bocquet.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: