28 noviembre, 2021

Adolfo Domínguez anuncia un ERE para recortar 300 empleos en España, el 30% de su plantilla

Las negociaciones con los representantes sindicales comienzan este mismo jueves
Tienda de Adolfo Domínguez en el Paseo de Gràcia de Barcelona. (GM)

La historia reciente de Adolfo Domínguez, la compañía ourensana que fue pionera en cotizar en bolsa en España en el sector de la moda, se escribe a golpe de expediente de regulación de empleo. El grupo textil Adolfo Domínguez ha anunciado este jueves el inicio de negociaciones con los representantes sindicales para poner en marcha un ERE (expediente de regulación de empleo) –por causas económicas, organizativas y productivas– que afectará a unos 300 de sus trabajadores en España, es decir el 30% de su plantilla, con un impacto homogéneo en su sede central y en su red comercial. Las negociaciones con los representantes sindicales comienzan este mismo jueves.

Según ha comunicado Adolfo Domínguez a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), la reestructuración incluye un proyecto para adaptar su comercio minorista a la venta online. No obstante, el grupo ha asegurado que mantendrá su red de tiendas en España y que acometerá el ERE “de forma responsable, ordenada y consensuada”.

El grupo textil Adolfo Domínguez lleva el nombre de su fundador y principal accionista, que lo presidió hasta mayo del pasado año 2020, cuando cedió la Presidencia a su hija Adriana Domínguez, que ya era la consejera delegada, para permanecer como consejero dominical. El grupo cuenta con casi 400 puntos de venta en más de una veintena de Estados.

El ERE anunciado por Adolfo Domínguez será el cuarto en los últimos diez años tras iniciar en el 2012 una etapa de reducción de empleos que vivirá ahora su momento más duro. La compañía ourensana justificó la medida por la necesidad de «adaptarse a la nueva realidad digital del sector y volver a la rentabilidad». El impacto del covid-19 en el mundo de la moda, con cierres temporales de tiendas por todo el mundo, no ha hecho más que a empeorar la delicada situación financiera de Adolfo Domínguez.

Pendiente de un posible acuerdo que rebaje esa cifra inicial de despidos, el ERE anunciado por Adolfo Domínguez superaría con creces los realizados en los últimos diez años. Hasta el momento, el que afectó a un mayor número de trabajadores fue el aprobado en el 2015, con un total de 105 despidos. Todos trabajaban en la sede ourensana.

Acerca del autor

Este artículo ha sido redactado y/o verificado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Puede que te hayas perdido

4 minutos de lectura
2 minutos de lectura