19 octubre, 2020

Adiós a Juliette Gréco, icono de la ‘chanson’ francesa

Musa del existencialismo de Jean-Paul Sartre, descubrió compositores como Jacques Brel o Serge Gainsbourg, de quién interpretó canciones antes de que fueran conocidos
Juliette Gréco
Juliette Gréco en una imagen tomada en 1966.
ALICIA MARCHANT

Juliette Gréco fue una gran dama de la chanson francesa. Este miércoles ha muerto a los 93 años. Ha estad hasta el último momento rodeada por la familia -que ha comunicado el deceso en una nota a la agencia de noticias AFP- en su casa de Ramatuelle, en el sudeste de Francia. Así concluía el comunicado: “su vida era fuera del normal.”

Nació el 1927 en Montpellier y fue conocida como la “musa de los existencialistas“. Con solo quince años, apareció sola y desvalida en el París liberado. Había pasado tres años en prisión por colaborar con la Resistencia mientras su familia todavía estaba en campos de concentración.

Comenzó su carrera como actriz de teatro y radio, pero, muy pronto, siguiendo los consejos de Anne-Marie CazalisJean-Paul Sartre, decidió cantar profesionalmente.

En 1949, actuó en el cabaret parisino “Le boeuf sur le toit” y tuvo éxito en muy poco tiempo, ya que al año siguiente recibió el premio de la SACEM por su disco “Je hais les dimanches” (Odio los domingos) y, en 1952, hizo una gira por Brasil y Estados Unidos con la revista April in Paris. Cuando en 1954 actuó en el Olympia de París, ya era una cantante consagrada.

Sus dificultades para encontrar canciones adecuadas a su estilo la llevaron a descubrir a varios compositores que, posteriormente, llegarían a ser famosos, como Jacques BrelSerge Gainsbourg o Léo Ferré.

En 1984 fue condecorada como Chevalier de la Légion d’honneur (Caballero de la Legión de Honor). Estuvo casada con el músico y pianista Gérard Jouannest. Según Manuel Vicent, fue amante de Albert Camus. Se veía con ella en el hotel La Louisiane.

Fue también amante del compositor y trompetista Miles Davis, que conoció en París cuando ella tenía 22 años y él 23. Estuvo casada con el actor Philippe Lemaire, con quién tuvo una hija, que murió el 2016.

Canciones como “Las hojas muertas”, “Jolie Mome”, “La Javanaise” o “El tiempo de las cerezas” quedarán unidas para siempre jamás en el recuerdo de la cantante. Aun así, Greco continuó compaginando durante mucho años la chanson con su carrera como actriz y llegó a rodar una treintena larga de películas y series de televisión.

Había actuado en Cataluña en varias ocasiones. El año 2007 ofreció un recital en el Palau de la Música y en 2012 fue galardonada con el premio Internacional Terenci Moix a su trayectoria artística.

Real Time Web Analytics