La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Barcelona ha ocupado este miércoles la oficina del BBVA del Paseo de Gracia para reclamar al banco que cumpla la ley catalana antidesahucios y ofrezca alquileres sociales a las familias vulnerables.

Según ha informado la plataforma, la entidad bancaria se ha negado a negociar, los ha encerrado en la oficina mientras llegaban los Mossos d’Esquadra y ha amenazado con denunciarlos. La plataforma ha exigido negociar con un «interlocutor válido» y, finalmente, a pesar de las amenazas iniciales, han conseguido este contacto y el compromiso del banco de negociar alquileres sociales.

La normativa aprobada por el Parlamento de Cataluña obliga los grandes tenedores a ofrecer alquileres sociales a las personas vulnerables, pero la PAH asegura que la entidad bancaria hace meses que no escucha las peticiones de las familias en situación de vulnerabilidad «esperando que el Tribunal Constitucional tumbe la ley«.

Según la PAH, hay muchas familias que firmaron hipotecas con el BBVA y que, «cuando llegó la crisis, se vieron obligadas a hacer dación en pago y quedarse con un alquiler social. Mientras tanto, el banco vendió sus pisos al fondo buitre Cerberus y ahora este quiere echarlos de su casa».

La plataforma destaca que el banco tiene acciones en esta compañía, y señala que «tiene la responsabilidad, como gran tenedor, de obligar a estos fondos a otorgar el alquiler social a estas familias». Sin embargo, la PAH asegura en un comunicado que la entidad bancaria «ha dejado desamparadas muchas familias con quienes firmó acuerdos en su momento», y denuncia que «bancos y fondos buitre se niegan a aceptar la documentación o dilatan los procesos eternamente«, exasperando las personas que necesitan acceder a un alquiler social por su situación de vulnerabilidad.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: