19 septiembre, 2020

47º aniversario del golpe de Estado contra Salvador Allende

Pese a la pandemia de Covid-19, las conmemoraciones se multiplicaron en todo el país, aunque con menor concurrencia que otros años. Las movilizaciones también contaron con consignas a favor de la reforma de la Constitución, a poco más de un mes del plebiscito del 25 de octubre
Entre los manifestantes prevalecieron las consignas contra el Gobierno de Sebastián Piñera.
R@MBLA

En plena pandemia de Covid-19, las protestas se multiplicaron en Chile al cumplirse el 47º aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 contra el socialista Salvador Allende. Esta fecha recuerda el alzamiento militar encabezado por el general Augusto Pinochet, que desembocó en bombardeos al Palacio de La Moneda y el asesinato de Allende. Como cada año, las conmemoraciones se multiplicaron en todo el país para rendirle homenaje a Allende.

En la céntrica Plaza Italia, corazón de las protestas sociales de 2019, más de mil manifestantes se reunieron a recordar al exmandatario, cuya figura se ha visto resignificada desde el inicio de las movilizaciones en el país austral.

Bajo el lema “Iluminemos Chile con verdad y justicia”, los ciudadanos protagonizaron la mayor movilización desde la llegada del coronavirus al país en marzo. Esto marca un retorno del movimiento en las calles, que ha logrado reunir a grupos de personas durante las últimas dos semanas.

A poco más de un mes de la realización del plebiscito para reformar la Constitución -de corte neoliberal, heredada de la dictadura de Pinochet-, entre los manifestantes prevalecieron las consignas contra el Gobierno de Sebastián Piñera y los reclamos para una profunda renovación de la Carta Magna.

También se registraron algunos disturbios en las zonas cercanas a la plaza, donde se realizaron barricadas y cortes de calles. Carabineros, la policía militarizada chilena, dispersó a los manifestantes con carros lanza-aguas y detuvo a 14 personas.

La reforma constitucional, presente en las conmemoraciones

La cercanía del plebiscito sobre la reforma constitucional provocó que las conmemoraciones de las formaciones de centroizquierda, organizaciones sociales y grupos de derechos humanos se vieran imbuidas por ese tema.

Líderes de varios partidos de izquierda y la Fundación Salvador Allende entregaron una ofrenda floral al expresidente socialista en la puerta por la que sacaron el cadáver de Allende el día del bombardeo al Palacio de La Moneda.

La nieta del exmandatario y presidenta de la fundación, Marcia Tambutti, subrayó que el 11 de septiembre sigue siendo un “día de tristeza y dolor” y demuestra la necesidad de “más justicia”.

Para la familiar de Allende, en el plebiscito del 25 de octubre “estamos frente a una oportunidad histórica de construcción colectiva de una sociedad más justa”.

Heraldo Muñoz, del socialdemócrata Partido por la Democracia (PPD), hizo un llamado a la esperanza más allá de la triste fecha porque la consulta popular puede dar a Chile “la oportunidad de cerrar un ciclo que partió con la Constitución fraudulenta de 1980”.

También se celebró la tradicional romería anual, una multitudinaria marcha liderada por la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) hasta el Cementerio General de Santiago para rendir tributo a las víctimas de la dictadura.

La Comisión Rettig, tras el regreso de la democracia en 1990, certificó que alrededor de 3.200 chilenos fueron asesinados por agentes del Estado durante el régimen de Pinochet, mientras que 1.192 aún figuran como detenidos desaparecidos.

Esta manifestación también concluyó con enfrentamientos entre manifestantes y los agentes policiales en las puertas del cementerio capitalino, donde descansan la mayor parte de las víctimas de la sangrienta dictadura.

Puede que te hayas perdido

Real Time Web Analytics