Los hechos sucedieron cuando la víctima salía de una discoteca en Molins de Rei.

Los acusados de violar en grupo a una chica en Sant Boi de Llobregat han sido condenados a 20 años de prisión cada uno. El tribunal los considera responsables de la violación que cometieron de manera individual y también cooperadores del resto de agresiones cometidas en grupo.

Los hechos ocurrieron en mayo de 2018 cuando la víctima salía de una discoteca. Un mes después, los Mossos d’Esquadra detuvieron a cuatro hombres como presuntos autores de la agresión, pero los acusados en el juicio finalmente han sido tres. Actualmente, los condenados están en libertad provisional. Ahora, la acusación, que pedía hasta 44 años de prisión, valora pedir la ejecución de la condena y que entren ya en prisión.

El caso quedó visto para sentencia a mediados de noviembre. En el juicio, los acusados defendieron su inocencia y aseguraron que las relaciones sexuales fueron consentidas. Tanto los peritos como las pruebas médicas, sin embargo, certificaron que existió agresión sexual. Por eso, el presidente del tribunal reprochó a las defensas que intentaran tumbar las acusaciones de agresión.

Una exploración genital confirmó la violación

Los hechos ocurrieron a la salida de la discoteca Be Disco, en el polígono del Pla de Molins de Rei, poco antes de las 6 de la madrugada. La chica denunció que un grupo de hombres la abordaron y la cerraron en el maletero de un coche. Después, la agredieron sexualmente. Los agresores abandonaron a la víctima en el aparcamiento de los Ferrocarriles de la Generalitat de Sant Boi de Llobregat.

La víctima no recordaba nada, pero presentaba signos que apuntaban a una agresión sexual. Una exploración genital confirmó la violación y la víctima denunció los hechos. Según explicó en el juicio, se quedó sola cuando cerró el local después de haber discutido con una amiga y los agresores habrían aprovechado su vulnerabilidad para hacerla subir al coche por la fuerza y trasladarla de Molins de Rei a Sant Boi de Llobregat.

«Me cogieron por el pelo y me arrastraron hasta el maletero», dijo. Posteriormente, los agresores la habrían conducido hasta un descampado de Sant Boi, donde consumaron el ataque. La chica recuerda que había «cuatro o cinco» hombres, pero que fueron tres los que la violaron.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.