Los Mossos d’Esquadra han recibido un total de 14 denuncias por pinchazos en locales de ocio nocturno desde el 10 de julio. Once en Lloret de Mar y tres en Barcelona, según ha adelantado TV3. Las últimas han sido la madrugada de este jueves en Lloret y este miércoles en Barcelona.

Este último incidente, lo ha explicado la propia chica en Twitter. Relata cómo se desplomó, semiinconsciente. Ya estaba mejor cuando llegó al Hospital Clínic, donde no pudieron determinar qué sustancia le habían inyectado.

Aunque, como esta chica, otras notaron efectos tras el pinchazo, según la policía no se puede hablar en estos momentos de sumisión química, porque ningún resultado de analítica lo ha demostrado. Además, no hay ningún delito asociado al pinchazo.

Según explican, tras los pinchazos, en los 14 casos denunciados, no ha habido ni agresión sexual ni robo. Por eso, y porque entre las víctimas hay un chico, se mantienen todas las hipótesis abiertas.

La portavoz de los Mossos d’Esquadra, Montserrat Escudé, aseguraba este martes que este tipo de pinchazos generan “mucha inquietud y mucha preocupación” y que, por ello, quieren ser “muy rigurosos”. El consejo para las víctimas es acudir lo antes posible a un centro hospitalario para que se puedan recoger muestras, incluso en caso de que aún no hayan decidido si presentarán denuncia.

Este verano también ha habido otros dos casos en discotecas de Ibiza. En Francia y, sobre todo, en Reino Unido, las denuncias por este tipo de agresiones se cuentan por cientos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: