El 24,9% de los barceloneses sufrió algún hecho punible en 2021, frente al 23,5% de 2020, el año más afectado por la pandemia, y bastante por debajo del 31,8% de 2018 y 30, 9% de 2019. Lo dice la Encuesta de Victimización que hace el Ayuntamiento de Barcelona cada año.

Los hombres dicen haber sufrido más delitos que las mujeres, un 26,3% frente al 23,7%, pero en los delitos contra la seguridad personal las mujeres superan a los hombres. Los más afectados por los delitos son los jóvenes de 16 a 29 años, con un 32,8% de personas de esa franja que han sido víctimas.

Sólo el 17,9% de las personas presentaron denuncia, porcentaje que ha ido descendiendo en los últimos años. Los que más denuncian son las personas de 65 o más años, con un 45,9%, muy por encima de otros colectivos, que no llegan al 24%.

Quienes menos denuncian son los jóvenes y los extranjeros. Se denuncia mucho más los hechos consumados que los intentos no consumados, y también se denuncia más los delitos contra tiendas, negocios y viviendas que los delitos contra delitos o la seguridad personal.

Los motivos por no denunciar son en el 75% de los casos que la policía puede hacer poco y el 57% dicen que confía poco en la justicia. El 56% dice que es demasiado complicado denunciar y el 42% dice confiar poco en la policía. Todos los porcentajes han crecido en los últimos años.

Las personas más afectadas por los delitos contra la seguridad personal, fueron las mujeres jóvenes, de 16 a 29, con un 29,2% de victimización, mientras que los hombres de la misma edad sufrieron algún delito en el 26% de los casos. De los delitos contra la seguridad personal, los más habituales son los robos o intentos de robo de bolsa o cartera, seguido de los teléfonos móviles. Las agresiones sexuales suponen el 0,5% de los delitos, porcentaje similar a años anteriores. Sin embargo, las mujeres sufren nueve veces más que los hombres este tipo de delito, un 0,9% frente al 0,1%.

El 56,7% de los delitos contra la seguridad pública se producen en la vía pública y el 22,8% en el transporte público. Las mujeres sufren más los delitos en el transporte, y los hombres en la calle. En los últimos años, han crecido los delitos en las calles más transitadas y han descendido al transporte.

En el transporte, el 44,3% de los delitos pasaron al Metro, siendo la Línea 1 la más afectada, con el 13,8% de los delitos. De los nudos de transporte, el más afectado fue el de la plaza Urquinaona. El 21,9% de los delitos en el transporte pasaron en autobuses.

Barrios

Por distritos, el más victimizado es el de Ciutat Vella, con un 33,9% de vecinos que dicen haber sufrido algún delito, pero muy por debajo del 45% del 2019. Le siguen Sant Martí, el Eixample, Nou Barris y Sarrià-Sant Gervasi, entre el 25 y el 27%. Gràcia es el que menos delitos sufre, con un 18,3% de personas que dicen haber sido víctimas. Un 30% de los vecinos de Ciutat Vella han sufrido un delito contra la seguridad personal, y distritos como Eixample, Nou Barris y Sant Martí rondan el 20%.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: